Un gestor de propiedades de la costa atlántica francesa prolonga la temporada alta con Airbnb

Escrito por Airbnb

Resumen de datos

  • Propiedades gestionadas: 120
  • Primer anuncio en Airbnb: 2018
  • Resultado clave: duplicación de las reservas durante las temporadas intermedias
  • Otros resultados: Airbnb representa ahora el 25 % del total de reservas

 

El turismo llegó tarde a Vieux-Boucau-les-Bains. Hasta la década de 1980, esta tranquila localidad de 1500 habitantes ubicada en la costa suroeste de Francia estaba por descubrir, aunque las ciudades costeras cercanas ya estaban repletas de turistas en los meses de verano. Pero, actualmente, unos 20 000 visitantes acuden a Vieux-Boucau cada año en la temporada punta de julio y agosto.

 

Aupa Immobilier, agencia inmobiliaria y de gestión de propiedades, ha aprovechado el auge turístico de Vieux-Boucau en los últimos ocho años para construir un negocio próspero, que incluye la gestión de unos 120 alojamientos y apartamentos de alquiler. En julio y agosto suelen estar prácticamente completos, con huéspedes procedentes tanto de diversas plataformas de reservas internacionales como de servicios de alquiler vacacional específicos para Francia.

 

Sin embargo, el personal de la agencia, al hablar con los huéspedes en los últimos años, ha detectado un cambio evidente. «Cada vez son más las personas que acuden a Airbnb como primer paso para planificar sus vacaciones», explica Marie Picherit, quien ha supervisado los alquileres de Aupa durante los últimos cinco años. «Se ha convertido en el sitio web principal para reservar alojamientos vacacionales. Teníamos que probarlo».

«Cada vez son más las personas que acuden a Airbnb como primer paso para planificar sus vacaciones», explica Marie Picherit, quien ha supervisado los alquileres de Aupa durante los últimos cinco años. «Se ha convertido en el sitio web principal para reservar alojamientos vacacionales. Teníamos que probarlo».

Marie Picherit, Aupa

A principios de 2018, Aupa comenzó a anunciar sus propiedades en Airbnb. El resultado fue inmediato. Durante la temporada alta de julio y agosto, la ocupación, que ya era elevada de por sí, creció aún más. Pero lo que sorprendió —y deleitó— a Aupa es lo que sucedió en las otras épocas del año.

 

El año pasado, Airbnb le aportó un flujo constante de huéspedes fuera de los meses de verano. En particular, las reservas de mayo y junio y de septiembre y octubre crecieron más del doble, aparentemente, de la noche a la mañana. «Estar en Airbnb nos ha permitido prolongar nuestra temporada alta», afirma Marie. «A los propietarios les encantó, claro está».

 

No es difícil entender por qué un número creciente de personas se han enamorado de Vieux-Boucau para pasar las vacaciones. La localidad se halla en el extremo sur de una zona de playas de arena virgen. Por este motivo, Vieux-Boucau es popular tanto entre los surfistas que anhelan surcar las olas del Atlántico como entre familias con niños pequeños, atraídas por las aguas más tranquilas de una laguna cercana. La mayoría se aloja una semana o dos, siendo la estancia media de 11 días.

La transición a Airbnb, que ahora está detrás de cerca de una de cada cuatro reservas de Aupa, ha sido muy sencilla. Aunque a algunos huéspedes les sorprende que las reservas de Airbnb las gestione una agencia y no el anfitrión directamente, Marie y sus compañeros se esfuerzan por garantizar que se cumplan sus expectativas de hospitalidad.

 

Cuando se recibe una reserva, el personal de Aupa envía un mensaje a los huéspedes para presentarse, explica Marie. «Es una forma de que vean que somos profesionales y estamos siempre disponibles en caso de que surja algún problema. Les explicamos que les daremos la misma bienvenida acogedora que un anfitrión en persona».

 

A medida que más agencias de gestión de propiedades se incorporan a Airbnb, las preguntas de los huéspedes son cada vez menos frecuentes.

Desde un punto de vista logístico, la transición a Airbnb no supuso ningún contratiempo para Aupa. La agencia ya gestionaba sus anuncios y huéspedes a través de una popular plataforma de software francesa que ofrece conexiones a varios sitios de reservas, Airbnb incluido.

 

«Fue muy fácil anunciar nuestros alojamientos de alquiler en Airbnb», dice Marie.

 

Aupa trabaja ahora para atraer a más propietarios. Su éxito en Airbnb está fuera de toda duda. Acaban de comenzar las reservas para la temporada de 2019 y el nivel de interés ya se equipara al del año anterior. «Esperamos que sea aún mejor», añade Marie. «Somos bastante optimistas al respecto».