Un resort ecológico de Bali logra un 90 % de ocupación con Airbnb

Escrito por Airbnb

Resumen de datos:

  • Número de habitaciones: 9
  • Primer anuncio en Airbnb: 2016
  • Resultado clave: ratio de ocupación un 50 % superior a la media local
  • Otros resultados: la mayoría de los huéspedes reservan a través de Airbnb

 


 

Eric Sabot cumplió un sueño a finales de 2016 al abrir Le Bamboo Bali, un resort respetuoso con el medio ambiente que alberga nueve chozas de bambú, una piscina infinita y un restaurante vegetariano. Sin embargo, no sabía cómo atraer clientes adecuados para la experiencia única que ofrecía.

 

Eric dedicó su juventud a viajar, estudió empresariales y vivió en nueve países diferentes, pero no estaba seguro de dónde quería asentarse hasta que visitó Bali. Se enamoró de la isla, vendió el negocio de exportación de gofres belgas que había puesto en marcha mientras vivía en Taiwán y comenzó a planificar su resort.

Eric imaginó el lugar en su mente y dedicó tres años a construirlo, con la ayuda de un contratista local.

 

Mientras se preparaba para abrir, Eric se hizo amigo de una residente que anunciaba propiedades en Airbnb. Cuando le explicó cómo funcionaba, Eric vio el potencial de Airbnb para llegar a un gran número de personas interesadas en un estilo de vida sostenible. Anunciarse en la plataforma significaría dedicar menos tiempo a promocionar la propiedad y tener más libertad para centrarse en ofrecer una estancia memorable a sus huéspedes.

 

«Los usuarios de Airbnb no quieren ir al sitio típico donde todo es siempre lo mismo», expone Eric. «Buscan nuevas experiencias y eso es lo que les ofrezco yo».

Los aventureros usuarios de Airbnb empezaron a acudir a su propiedad de inmediato y ahora la mayoría de sus huéspedes provienen de su plataforma. Mientras que la tasa media de ocupación en Bali es de alrededor del 65 %, Eric afirma que la suya se sitúa entre el 90 % y el 95 %, una parte significativa de la cual atribuye a Airbnb.

 

Los huéspedes de Le Bamboo Bali suelen ser parejas jóvenes que buscan una alternativa al ambiente festivo que caracteriza a otros resorts de la isla. Reciben con agrado las peculiaridades de su propiedad, como los baños al aire libre, los gallos de la granja cercana, que suelen cantar al amanecer, y la ausencia de aire acondicionado en la mitad de las cabañas, ya que Eric trata de mantener su promesa de sostenibilidad medioambiental.

«A través del turismo, aspiro a transformar el modo en que la gente entiende la vida», explica Eric. «Y Airbnb me permite hacerlo».

Eric Sabot, Le Bamboo Bali

En gran parte, funciona porque Eric indica claramente en su anuncio todo lo que implica la experiencia de Le Bamboo Bali.

 

«No permitimos nada de plástico en mi propiedad», dice. «Y yo he sido vegetariano toda la vida, así que el restaurante lo refleja. Los huéspedes que recibimos a través de Airbnb son muy tolerantes y respetuosos con todas estas cosas».

El éxito de Eric le ha permitido ampliar su negocio. Está construyendo una propiedad frente a la playa, en el lugar donde se quemó su antigua casa. Pronto anunciará varias unidades que considera «aptas para Instagram», incluida una «habitación Titanic», en la que las olas del océano chocan justo contra la ventana del dormitorio.

 

También está construyendo un resort de tres unidades en forma de «casa del árbol» en Sri Lanka, que abrirá sus puertas a los huéspedes el próximo año en Airbnb. Ambos establecimientos, explica, están orientados al tipo de clientes que proporciona Airbnb, que hicieron que Le Bamboo Bali fuera un éxito y que buscan lugares de vacaciones únicos.

 

A Eric no le motiva el dinero, sino expandir su visión. Añade que Airbnb le ha ayudado a encontrar personas que comparten esa visión, al tiempo que le ha dado libertad para experimentar.

«A través del turismo, aspiro a transformar el modo en que la gente entiende la vida», explica Eric. «Y Airbnb me permite hacerlo».